jueves, 2 de julio de 2009

El motorista

INSTRUCCIONES PARA LEER EL POST:

Pon a funcionar uel video (esta un poco mas abajo,) deja que fluya la música, cierra los ojos y respira deja que fluya la energía, lamento no haber ido a mi batalla de los jueves, acabo de llegar (sorry klechon) hoy el mundo me ha atrapado.



El motorista.

LLevo dias extraños, casi raros, apenas me centro, estoy en un estado de opacidad mental casi total (es aquel estado en que parece que no estes despierto y que sin embargo sabes que no estas dormido.)


Es la mañana de un dia frío, la rutina me exaspera,me dirijo a mi obligación, apreto el acelerador, la vida no quiere que la siga.

Nada es lo que quiero, nada busco, nada espero.

En el horizonte la niebla de la mañana comienza a dispersarse, hace frío, intento resguardarme en mi cazadora barata, que apenas lo logra.
Como cada mañana, como cada día, la autopista esta llena, acelero, en sus cubiculos hermeticos, cientos se desplazan a sus quehaceres, pienso en ellos en sus caminos, en lo que piensan y en lo que sueñan, ¿sueñan o lo habrán olvidado? ¿Se puede vivir sin sueños?

Y me veo a mi mismo con los sueños quebrados y odio saber la respuesta, de pura rabia acelero, mientras hago rechinatr mis dientes.


Alguien atraviesa mi trayectoria, acelero a fondo y la adrenalina me hace chisporrotear el cerebro, acelero cuanto puede dar mi motocicleta que se encabrita, ruge y se levanta.

Los abyectos seres en sus cubiculos de metal me miran y olvidan sus rutinas, sus frecuencias sus conversaciones y me miran.

Nada es lo que quiero, nada busco, nada espero.


Mi ego busca distracciones para sacarme de mi dolor, mi opacidad aumenta, a lo lejos por el retrovisor veo luces destelleantes en azul y plata, los guardianes del sistema salen de su letargo, y sé que viene por mi, aumento la velocidad y me rio, con risa seca, risa hueca, risa de loco.
Hoy No, HOY NO PARO.

Nada es lo que quiero, nada busco, nada espero.

El enjambre de cubiculos asustados se entorpecen y paran, bloqueando a los guardias, y mi motocicleta aulla de dolor,de repente sin aviso, algo se cruza.

Una sombra, un destello, apenas lo veo por el rabillo del ojo, fugaz, rápido, luego...sonido seco de metal contra metal, de metal contra carne.

El cielo azul como fondo inunda mi visión, solo el cielo azul, un océano de tranquilidad.

Siento una voz femenina, dulce y fuerte.


Jan volvemos a casa








6 comentarios:

Kendolechón dijo...

Cuidadin, cuidadin...

Arami dijo...

Guarda eh!
Ni se te ocurra

Me gusta mucho Era. Las imágenes usadas para acompañar la música son bellas. Gracias por compartir... pero guarda.

Abrazotes
=)

Unigori dijo...

jan si consigues que se cumpla lo que escribes puede ser genial eh!!!!
mejor escribes cosas mas positivas asi te sucederan que si no aterrizas por la rampa, te duermes, rompes la persiana, te olvidas las llaves y te haces dañito :P



ah!!! arami tengo varios alteronimos uni, unigori, unigorrina, unigorrineta, petrusca...

saludos compis

( el autor es libre si considera que debe borrar el comentario)

jansolo dijo...

tchx tchx

jansolo dijo...

lo que describes es un duendecillo que llevo colgado en el rabo (ojo soy un demonio)

Pero un demonio jugueton y enamoradizo Uni, a veces mi jefe se me enfada y ordena al duendecillo ponerme la zancadilla, las llaves y todo eso (en el fondo no lo hace con malicia , es un mandao).

Pero no te descuides soy un demonio al fin y al cabo.

hIHIHIHIHI (risa malefica con salibilla)

jan

Unigori dijo...

la bestia y el angel gran combate!!!