sábado, 24 de octubre de 2009

Colores en el viento (Hiawatha)

Colores en el viento

Una sala antigua situada en el ático de una antigua y señorial mansión, convertida en colegio, de techos inclinados, de suelos viejos, de entrada angosta con una pequeña ventana de forma casi circular que daba vistas a un gran jardín de palmeras de datiles de setos bajos y de niños jugando..

Era un "olvidadero", lugar donde se deja las cosas y los objetos que no se van a utilizar más, lugar donde van a almacenarse los recuerdos que nos han acompañado durante toda una vida.

En una gran mesa de roble una fila de negras y antiguas máquinas de escribir,de teclas metálicas, señoriales y altivas, alineadas como soldados esperando la mano que sacase de ellas todas las palabras que habían brotado antaño, frente a ellas una gran biblioteca de libros vencidos, abiertos, rotos...heridos.

Repasaba con la mano con la punta de los dedos la fragilidad de aquellos viejos conocidos, Robinson, Jules Verne.... uno en particular llamo mi atención.

Con sumo cuidado lo saque del estante, su nombre en letras desgastadas por el uso se leía ......Hiawatha

CONTINUARÁ...

+ de Hiawatha
Hiawatha fue seguidor de El Gran Pacificador, un profeta y líder espiritual que se considera como el fundador de la Confederación Iroquesa, (también es conocido como Haudenosaunee). Si El Gran Pacificador era el hombre de las ideas, Hiawatha fue el político que realmente puso el plan en práctica. Hiawatha fue un orador experto y carismático, y fue decisivo en persuadir a los Iroqueses, a los Seneca, los Onondaga, los Oneida, los Cayuga, y los Mohawk, todos ellos un grupo de Nativos Norteamericanos que compartían lenguas similares, para que aceptaran la visión de El Gran Pacificador y se unieran para convertirse en la Confederación Iroquesa. (Posteriormente, en 1721, los Tuscarora también se unieron a la Confederación Iroquesa).