sábado, 7 de noviembre de 2009

Cita con el diablo

Es noche cerrada, viajo solo en el tren que me acerca poco a poco, parada a parada a mi hogar, vuelvo a casa...

La ventanilla me devuelve un reflejo de un hombre cansado, agotado de tanto batallar, triste es su rostro y en su cara las marcas del tiempo perfilan una magen que hasta hoy no conocía.

Encrucijadas en la niebla, caminos que se abren, otros que ya se cerraron, decenas de pensamientos me asaltan una y otra vez.

Somos lo que queremos ser, somos el producto de nuestras acciones, UF.... lo que me sustentaba en el pasado, hoy ha perdido fuerza.... ya no me nutre.

Por fin las puertas del tren se abren y respiro el aire satinado de niebla y oscuridad de la estación.

Inhalo una bocanada de aire tras otra como si se fuera a acabar, casi con glotonería; Pienso donde estoy, lo que he dejado atrás y si he hecho bien, o tan si solo he hecho lo correcto, mi vida es un desfile de imagenes de actuaciones de acontecimientos; Se que no es quizás una gran vida como la de los actores o las personas públicas....pero es mi vida.

He renunciado a la comodidad, a la seguridad y al bienestar, lo he cambiado por incertidumbre y preocupaciones, es un vivir con el corazón en un puño, seguramente una mente racional te tacharía de loco de estúpido o de que se yo.


Cambie aburrimiento por magia, dejadez por ilusión, monotonía por sueños, rutina por novedad, vejez por renovación....sonrio ante la oleada de viento fresco que me hace levantar la vista de mi cansado camino ...dejo de andar cabizbajo y veo lo que hay ante mi.

Un cruce de caminos, la eterna disyuntiva, antaño solía pensar que la vida era más lineal, sin recovecos ni curvas en el camino, pensaba que el destino estaba escrito, duro, inquebrantable e inamovible.

Ahora veo con una claridad que no poseía antaño, y me doy cuenta hasta donde llega mi libertad.

Cada acto que hacemos o lo que decimos nos puede llevar a otra realidad tan diferente de donde estamos que apenas podemos imaginarlo.

Nuestra libertad es tal, nuestra capacidad de ser libres es tal ...que hasta asusta, si la mayoria viese de esta manera, dejarían de lado cuanto le han dicho o enseñado, se daria cuenta de que las barreras que le han colocado solo necesitan un soplo para ser derribadas y quizás, solo quizás el mundo no seria este.

Sigo andando por el camino, la estación quedó atras, y con ella lo conocido lo entrañable, el pasado y mi casa ante mi lo incierto.

Hacia donde ir, que he de ser en esta nueva etapa de mi vida, Hummmmm....
Que ser, hacia donde dirigir mis pasaos, saboreo el momento, y me recreo en ello,
Hummmmmm... dicen que en tu hora más oscura, es cuando empiezas a ver la luz.

Hecho mano de lo aprendido, de mi meditación, y sosiego mi mente.

Amanece que no es poco, la luz comienza a aportar claridad al dia y la mañana me deja ver el camino, que siempre estuvo ahí, mientras el diablo se esconde tras una farola.


Jan



5 comentarios:

uni dijo...

ahhh!!! diablete acechando en el camino, ya tendre cuidado no me asalten dudosos pensamientos por si te encuentro.

bso
uni

Kendolechón dijo...

Cuidado con los xuxos, suelen las farolas suelen ser su WC.
Un saludo.

Arami dijo...

Perfecto!
Y se hizo la luz

abrazotes
;)

jansolo dijo...

al menos claridad
:D
abrazos a todos

aprendiz dijo...

hummm a luz do amanhecer, forte e ao mesmo tempo suave
que ilumina os passos...
que promete um novo dia...

:)