viernes, 13 de noviembre de 2009

no le digas que cai

Mil demonios han atravesado las ultimas defensas de la ciudad, la muralla exterior cayo hace tiempo, los pocos defensores que quedan, sostienen sus armas de mano.

Dicen que la ultima defensa es el largo de tu espada.

Hemos resistido tanto tiempo, nunca pensemos que aguantariamos tanto pero al final caeremos...ya vienen..

Son lo más negro que ha engendarado el infierno, demonios llenos de la ira; son la culpa y el dolor que todos los hombres han sembrado desde el principio de los tiempos y sabe el cielo que es casi infinita.

Ya vienen...

Los ultimos juramentos se pronuncian en voz alta, son cartas al vacio eterno del cielo, ese cielo, que en unos minutos desaparecerá sepultado de sangre de hombres...mi juramento es una plegaria a los amigos caidos en el camino, a los sueños rotos, y a las heridas de antaño...hoy los dioses no existen.

Es cierto que soy un habitante de Babilonia y defiendo sus ideales ante las hordas de fieles monoteistas enloquecidos por un Dios que pide para si la vida de los otros, yo adoro todo cuanto esta vida me ofrece sol luna estrellas, carne amor, y solo ante ella me arrodillo.

Ya vienen...










una canción triste:

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Uno cae, absorto en uno mismo. Y se levanta y revive por uno mismo...


je
Por mucho tiempo canté "abrazado a la tristeza", y ayer cantaba "en mi nube azul"
besotes


Arami

jansolo dijo...

un abrazo wapa

Kendolechón dijo...

La oscuridad nunca prevalecerá mientras haya un resquicio de luz en los hombres.
Un saludo.

Arami dijo...

Sabias palabras kendolechón...
Dos saludos.

jansolo dijo...

eso crees Jsan ...
tchx tchx

aprendiz dijo...

não sei porquê mas às vezes quando leio os teus contos lembro-me do mito de Fénix...

;)

jansolo dijo...

;D