jueves, 8 de julio de 2010

La reja de espinas

La reja de espinas


En una gran verja de afiladas puntas de metal que protegia la gran mansión señorial, había un espantapajaros.

Clavado en la verja el muñeco miraba pasar la vida.


........

La figura con formas de mujer suplicaba ayuda a los transeuntes, pero nadie reparaba en ella, nadie la veia, aunque todos la miraban.



La bailarina esta rota, la bailarina esta atrapada en una cárcel de hierro, alguien , la coloco allá y después le robo todo su movimiento, toda la gracia con la que los Dioses de la vida la hicieron nacer, y allí se consumía, deseando moverse con los pies y las manos hundidas en el acero de la reja.

La bailarina no se puede mover, la bailarina no tiene movimiento, la bailarina no puede escapar.

Ya han pasado días años y millones de momentos...la bailarina no puede escapar.

........................................

Ante el espantapajaros una larga figura mira desde hace ya unas horas, unos días unos años o quizás millones de momentos, no dice nada, mira, mira en silencio el dolor que de aquella alma escapa.


Sin decir nada la empieza a descolgar de la fría verja, quita sus manos de la maraña de hierros que la prisionan, suelta un brazo, luego otro, y en silencio, la descuelga de la verja.

En la mansión, tras las cortinas, figuras oscuras miran la escena, pero no se atreven a hacer nada, pues nada pueden hacer.
......



Pasa el tiempo...

En el suelo, ante el viejo, tras un largo rato la bailarina por fin lo mira (lo mira y entiende) y agradecida le dice:

LLevame contigo.

No puedo hacer eso mi princesa, no puedo ...(las palabras surgen entrecortadas del hombre)

-pero tu me has devuelto el movimiento- (dice la bailarina levantando gracilmente la pierna)

Siempre fue tuyo mi niña, siempre fue tuyo, es uno de los dones mas hermosos de la tierra.

-Pero yo deseo ir contigo- dice la joven con voz amarga, con la vista clavada en el hombre.

El viejo la miro con el rostro sombrío - Me temo que no es tu momento-

Por favor , le dice ella, juntando sus manos en torno a las de él.
Por favor.....(la suplica nace en el fondo de su alma hacia la del viejo)

No puedo prometerte nada mi princesa, no puedo prometerte nada.


Por favoooooooooor, le dice ella con el rostro, el alma y la vida en una suplica.

Has de saber - mi princesa- que te lo he dar todo, desde la luz, hasta el fondo de los abismos, días grises y oscuros, luz y toda la vida que necesites mas allá de los cielos de los hombres y los Dioses.

Todo....pero un día desapareceré, sin avisar, sin despedidas sin una palabra ...pues así ha de ser.

-pero bailare- dijo ella

Bailaras.... bailaras, cuanto quieras, como quieras, la vida y la danza están dentro de ti, y mucho más .... (dijo el viejo sonriendo)

Y la bailarina comenzo a danzar en la calle, eufórica, levantando los pies como nunca lo había hecho, como si una descarga de energía eléctrica la recorriese, luz y vida son cuanto soy, la música vibra en mi interior, soy yo aquello que deseo ser, aquello por lo que vine a este mundo, mi meta es dar, mi meta es bailar....


Y pasaron las horas, y los seres oscuros dentro de la gran mansión, chillaban de dolor al ver a la bailarina danzar.

Y al caer la noche, dijo el hombre.
Sube a la carreta - mi princesa- es hora de marchar.

Y ella subió a la carreta y allí encontró a sus nuevos amigos

... Friederick el caballero, Piggy el bufon, Adami la hadita, el aprendiz de escriba, el boticario...y algunos más.


9 comentarios:

Kend-ito dijo...

La bailarina princesa se libró de su prisión de hierro por gracia a un titiritero que nada pide y todo lo ofrece, eh?
Ahora nos deleita y enseña su "pas de deux" a todos los que él, recogió en su camino.

jansolo dijo...

;)

Udni dijo...

emocionada estoy diste en la diana buen tirititero que le enseñaste a derrotar sus fantasmas ;-)

no te hace falta una tirititera¿?

jansolo dijo...

;)

kendopitecus dijo...

Será el titiritero un coleccionista de personajes? Realmente los encuentra o los busca? O todo ocurre a la par? Será también el titiritero un personaje de su propia historia? En todo caso la humanidad necesita titiriteros que sepan ver lo que se halla oculto tras la armadura de paño que vestimos.

jansolo dijo...

quizás quizás...

aprendiz dijo...

tanto que deixas escrito sem palavras...

gosto deste conto do titiritero e das marionetas que o encontraram


;)

jansolo dijo...

:D

Kendolechón dijo...

Que hermoso poder expresarse con la danza, acabó la pesadilla y empieza el sueño de la bailarina.