sábado, 17 de julio de 2010

LLuvia

El secreto del tirititero



La noche ha caído por fin, en las afueras de la ciudad junto al bosque una carreta se ha detenido.

En silencioso circulo se halla el viejo mago y sus acompañantes de madera.


Un fuego lúgubre y sin vida quema torpemente, sin apenas calentar, deformando las caras de los presentes, imagenes fantasmagoricas que cambian a intervalos según sopla una brizna de viento.

Ante el débil fuego de color azul, el viejo mago suspira, le cuesta respirar, y con cada exhalacion del viejo, el fuego en respuesta parece extinguirse un poco cada vez.


El día ha sido terrible, mas aciago de lo que podía esperarse, la lluvia lo ha empapado todo, la función apenas ha podido ser representada, las telas se han mojado y hoy, hoy...no ha habido magia.

Todo huele a humedad y moho, la comida se ha perdido, así como el poco dinero del que disponía el tirititero.

-malditas tasas- malditos políticos, malditos todos...-dice el tirititero rompiendo el silencio-



El hombre esta cansado, mas allá de lo que sus viejos huesos pueden soportar.
El mundo lo ha alcanzado y ha quebrado sus espaldas.

Sabéis (dirigiéndose a su aforo de madera), en un día pensé que un hombre y su sueño podían hacer lo que quisiese, que si realmente uno lo deseaba, lo que imaginase estaba a su alcance, los sueños los mundos que soñase ...todo.

¿que soy ?
¿que somos ?

Decidme amigos mios quien tiene la respuesta?
Las marionetas con sus caritas de madera y ojos de vidrio miraban atentamente, hipnotizados por la figura que en cuclillas, les confesaba su vida.

Esta tierra nos ha desplazado en favor de un progreso que idiotiza a cuantos toca, han adorado a un dios confeccionado con tecnología y olvido, ensamblado con sueños prefabricados en un estudio de television.

El hombre contra el hombre...ya nadie escucha mis cuentos, ya nadie mira el interior del alma y se maravilla con la gloria del creador (no no, no digas nada mi buen Piggy,-dijo el viejo mirando al bufón como si este fuese a intervenir de un momento a otro con una sonora broma) la marioneta en cambio, tenia un triste semblante y parecía como el resto observar al viejo con suma preocupación.


¿que soy?
¿Que somos?

La lluvia que durante el día estuviese omnipresente hizo de nuevo su aparición, apagando el débil fuego, tras un pequeño crepitar de protesta, el fuego se apago, una columna de humo gris se levanto donde antes hubiese luz y calor.

La lluvia comenzo a apretar, pasados unos momentos se hizo torrencial, calando hasta los huesos al viejo mago, un agua que deshace por dentro, agua que inunda los campos y destruye las cosechas, que sume en el barro los sueños de los hombres.

El tirititero continuaba de rodillas junto a los rescoldos del fuego, la cabeza gacha, las manos agarradas entre si, como si orase en favor de un poder superior.

¿que soy?
¿Que somos?


La historia del Tirititero


Fui engendrado una noche terrible, de aquellas en la que Heimdall el Dios de las tormentas hiere los cielos con su gran martillo, una noche de truenos rayos y luces en el cielo.

Quizás por las luces de los cielos, quizás no, crecí fuerte y sano, sin miedo a la vida, sin miedo a nada.

De joven desafie a los demonios, a los seres visibles y a los no visibles y los vencí, los venci a todos....
Me sentía lleno de energía y nada era demasiado para mi, ninguna empresa, ningún reto, mis brazos eran fuertes y el mundo cabía entre mis manos, maestro me llamaban entonces, joven maestro, (una sonrisa aparecio en sus labios, por entonces yo enseñaba mágia, y sueños (los ojos del mago se brillaron ante el recuerdo).....pero pronto se apagaron volviendo a la realidad.

¿que soy?
¿Que somos?


Lejos quedan aquellos días, ahora soy el ladrón de almas, el tirititero, el maestro de marionetas, así me llaman, un viejo idiota con un sueño idiota, busco Alegría, busco la utopía , ese sitio misterioso, que dicen que esta tras el arco iris, Shamballa la llaman, el lugar de la felicidad eterna, soy el marionetista, el señor de las ilusiones, aquel que roba a la muerte almas, las almas de otros soñadores que como yo mismo, buscan, buscan....

Y aunque las luces se oscurezcan en el Norte, aunque los fuego del destino se oscurezcan bajo una capa negra de oscuridad e ignorancia, mio es el camino, mio es el camino de soñar con ese paraíso, con ese mundo donde cada uno puede ser lo que desee ser, pues el alma se hizo para experimentar, pues el creador esta en cada uno de nos, pues nos somos el creador.

Mio es es el camino amigos, mio es el poder de los sueños y de como crearlos, mio es el poder de soñar con el Edén de nuestros ancestros

.... todos los que quieran pueden unirse a nos, pues nos somos hermanos, nos amigos, nos buscamos mas allá del arco iris, nos buscamos Alegria.




7 comentarios:

Anónimo dijo...

parece que a nadie le ha gustado que se vaya el tirititero, venga no nos dejes sin las historias que tanto nos gustan y no soy la de misery

jajaja

udni dice que coninues

kendopitecus dijo...

utopia, itaca, destinos a los que todos aspiramos hasta que el alma muere, a veces aún conservando la vida

jansolo dijo...

:o

Kendolechón dijo...

No subestimeis el poder de los sueños, la gente que sueña es la que cambia el mundo, mi querido Jan.
Saludos.

jansolo dijo...

Saludos
Udni: no no acaba el tirititero y sus historias, pero si cuenta una parte de el.

Kendopitecus: Mi buen boticario(como diria shakespeare, es el guardian del conocimiento, supongo que en esos tiempos estaba malvisto llamarlo alquimista)yo creo en Itaca, en Utopia, o la iluminación,quizás porque he visto o me han dejado entrever un poco de ella, quizás un dia discutamos largo y tendido del tema.

Kendolechon: Con los sueños forjamos nuestro camino en la tierra, al ayudar a otros a que realizen sus sueños te ayudas a ti mismo.

Kend-ito dijo...

Una mujer/hombre no siempre puede realizar todo lo que desea ya que hay fuerzas que siempre impedirán que las pueda llevar a buen puerto pero se ha de intentar siempre conseguirlas, sin importar cuantas veces cae en el empeño.

El titiritero me dice – adelante; a pesar de las trabas, adelante no pares coge tu carreta, mete tu vida en ella, recoge por el camino vivencias útiles, desecha lo fatuo y da cobijo a los seres que pueden enriquecer tu espíritu a pesar de que solo para otros solo sean viejas marionetas de madera, ¿Si?

Encaixades (que diría mi querido boticario)

jansolo dijo...

encaixades mestre