sábado, 26 de junio de 2010

Yo no soy persona

Yo no soy persona

Siento que este no es mi cuerpo, que estas no son mis piernas, que estos brazos... no son los mios.

Nada tengo, nada soy, solo el vacío es mi compañero.
Las sombras han ganado ya no hay luz, solo frió y oscuridad.

¿Es esto todo lo que soy?
¿No hay nada mas?

Me han lanzado a la basura...como tantas veces, yo no soy persona...yo no soy persona, debe haber alguien mejor que yo, siempre hay alguien mejor que yo,
yo no soy persona.


Me hallo en el oscuro callejón de una triste y gris ciudad, repleta de altas chimeneas que lanzan al cielo nubes de carbón quemado, suciedad, hollín, enfermedad y colores oscuros.
Es una ciudad obrera donde solo importa el pan, el trabajo, el sacrificio y el salario.

Nada hay aquí para mi, yo...no soy persona, me he equivocado tanto... he errado tanto que apenas puedo recordar nada bueno anterior a ello; desde el día que me fabricaron todo ha ido de mal en peor, mis compañeros de escenario, mis amigos, mi familia, todos me han ido fallando, supongo que algo salio mal y al final se cansaron de mi...yo no soy persona.


Recuerdo cuando estaba a punto de nacer, en el taller del artista, como el formon y las escofinas daban forma a mi buena madera de cedro, como sus manos atravesaban la madera y a cada movimiento de sus viejas manos me imbuía un poco de vida.


¿Sabes?, creo que cuando alguien desea algo, en el momento que lo desea con gran fuerza y determinación esto empieza a suceder...¿tu me crees no?

El perrito que le observaba, ladeo la cabeza extrañado y siguió mirándolo sin decir nada.


Quizás sean tonterías, siempre me gusto hacer feliz a la gente, creo...creo que nací para ello, pero las obligaciones, el deber, el tener que hacer lo que se espera de ti, lo que se ha de hacer...al final no pude, nunca tuve tiempo.

Sabes amigo mio, ahora cuando estoy aquí solo, esperando que llegue la retirada de basuras, me pregunto si esto ha de ser así...


Mira, Recuerdo al principio de todo, cuando el anciano artesano me acabo , me hizo un vestido mitad blanco, mitad negro con los botones dorados y cintas escarlatas y sombreo de tres picos con cascabeles.

Ah como añoro aquel vestido, cuando me vi en el espejo me sentí que podía conseguirlo todo, que mis sueños de hacer feliz a la gente, de hacer reír, de hacer soñar era posible, que todo era posible...me acuerdo de cuando yo era pequeño....Ahhhh que bien me encontraba entonces...

No se lo digas a nadie, cuando me encuentro que no se que hacer, que la vida me puede, vuelvo a aquellos días, vuelvo a mi infancia, no me importa que se metan conmigo, en ese momento cuando me refugio en el pasado....soy feliz.

----------------------

La carreta se detuvo, los basureros habían llegado por fin, pronto seria solo un despojo, y mas tarde ardería en el fuego de la incineradora, el fin se aproximaba.

Unas manos viejas y huesudas recogieron la marioneta sin hilos que había en el callejón.

!Vaya, te han quitado tu hermoso vestido!, mitad blanco, mitad negro con los botones dorados y cintas escarlatas y sombreo de tres picos con cascabeles.
-dijo el viejo en voz alta- (la marioneta lo miro languidamente)

Eres muy especial, si que lo eres, dijo regocijandose en su hallazgo.
El perrito interrogo al recién llegado con la mirada.

¿Porque?
¿Bromeas? -dijo el viejo dirigiéndose al perrito-

El es brillante, no se si lo sabe, pero lo es, tiene el don mas hermoso de todos, las personas se ríen y divierten con el, a su lado el mundo es música, la gente se olvida de lo que es serio, ríen y ríen.

Hace tanto que lo había perdido, -el viejo alzo la vista- nunca pensé que lo hallaría en un lugar tan desolado como este-
(y sonrió mientra admiraba su adquisición)


El perrito protesto con un leve gruñido.

Groarrr

El anciano salio de su ensimismamiento y abrazando la marioneta contra su pecho se dirigió al perrito.

Lo lamento pero el no puede ir contigo, no es su hora, el viene conmigo, a mi carreta, ya sabes que vamos en busca de Alegría.

El perrito se levanto del suelo indignado, giro sobre sus patas y desapareció en la oscuridad del callejón como si jamas hubiese estado allí.

Pasado un rato prudencial, el hombre deposito al bufón en la carreta.
Tranquilo Piggy no te preocupes, te haré un vestido nuevo mitad blanco, mitad negro con los botones dorados y cintas escarlatas y sombreo de tres picos con cascabeles.


Los que ves son amigos,
amigos nos,
amigos todos.

Gracias por esperarme amigo mio-dijo el viejo antes de azuzar al asno mirando al interior de la carreta- eres una gran persona.


viernes, 25 de junio de 2010

El corazón de las hadas

Cuento de hadas


El bosque era espeso, denso, antiguo, con grandes y viejos arboles que ocultaban con sus frondosas copas la luz del suelo.

El camino que lo atravesaba, con el tiempo se había convertido mas en una senda olvidada que en un camino que transitaran los hombres.


Una solitaria carreta estaba detenida en el camino, el asno que tiraba de ella se negaba a avanzar...

El conductor descendió de la carreta y se quedo mirando al animal, tras un periodo de tiempo sin concretar se sentó en el camino.

Otra persona habría azotado al animal, obligandole a avanzar, se hubiera deseperado, y habría reaccionado con ira y violencia, y quizás no le hubiese faltado razón, pues la noche se cernia sobre la carreta y el bosque parecía amenazador.

Pero el viejo de largos cabellos blancos se sentó en el camino mientras miraba al testarudo asno, interrogándose de los porques que hacía que el animal no quisiese avanzar.


Pasaron las horas de tensa calma, al final el viejo se relajo, y dejo que el tiempo fluyese, que los sonidos del bosque al oscurecer menguasen, y él empezó.... a oir.


Escucho a los pajaros recogerse en sus nidos, escucho a los roedores salir de sus madrigueras en busca de alimento y a algunos pequeños depredadores que iban tras estos, escuchó la vida, el viento y la tierra, mas solo uno de entre todos los sonidos le llamo poderosamente la atención, era este, un sonido fugaz, esquivo, aleatorio, iba y venia, aparecía y tornaba a desaparecer.

Trrrrrrrrrrrrrrr
Trrrrrrrrrrrrrrr

Él, conocedor de todos los sonidos del aire del agua y los bosques, no sabia donde encajaba este, era como un pájaro herido, que intentase alzar sus alas, o más bien como un insecto que luchaba por escapar de las garras de una araña....

Trrrrrrrrrrrrr
Trrrrrrrrrrrrr


El ruidito continuaba, aunque según pasaba el tiempo, este era más débil, más agonico, quien lo produjese se agotaba poco a poco...pronto aun con los ojos cerrados y bien concentrado no lo escucharía.

Se decidió a buscarlo en mitad de la oscuridad del bosque, y un lucecita azul casi imperceptible en la tupida maleza le indico el camino (sonrió para si, si su buen asno no se hubiese detenido durante horas, jamas hubiese escuchado aquella señal y habría pasado sin más por el camino)


Andó durante un buen rato hacia la lucecita azul, y Oh sorpresa, lo que no puede ser apareció ante el.

Un fantastico y diminuto ser con forma de mujer de apenas unos 10 cm de estatura, se debatía entre dolores muy agudos tirada en el suelo a los pies de un majestuoso roble.

El hombre la miro, y esta le devolvió la mirada, las alitas de la espalda de ella se movían al unisono de los espasmos de su respiracion, produciendo el familiar sonido que le habia conducido hasta allí.


La historia de Adami

¿Que te paso, quien te hizo tanto daño?- interrogo el hombre-

Sin apenas mover los labios, las palabras llenaron la cabeza del viejo.

Ya entiendo, ya entiendo... entregaste tu corazón a un hombre, repitió el viejo en voz alta, como si asimilase lo que estaba diciendo la hadita.

¿Entregaste tu corazón a un ser humano?(grito con mas fuerza el viejo)
que hiciste desdichada, como pudiste hacer eso, tu corazón es inmortal, es libre como el viento, libre más de lo que cualquier ser humano será jamas, pero como se te ocurrió...

El viejo callo, ante el murmullo del hada , y mientras se calmaba, lágrimas brotaban a raudales de sus cansados ojos.

Pobre niña enamorada, pobre niña que muere por el amor de los hombres, que su luz azul se marchita, pobre niña enamorada...
¿como ocurrió?
¿porque el no volvió junto a ti?,
te abandono a tu suerte, mientras languideces sola en este apartado y frió bosque, que clase de persona pudo hacerte esto...

De nuevo el murmullo del hada le hizo callar, y las lágrimas del hombre se tornaron un rió desbocado...
Lo entiendo, lo entiendo.... le dijo asintiendo, -lo he visto dijo el anciano-

El no pudo regresar, murió antes de devolverte el regalo que le hiciste, cayó, ahora lo se ...cayó.

Malditos lo hombres y sus guerras, malditos todos por el dolor que generáis, malditos todos...


El anciano recogió a la joven hada moribunda y la deposito en la trasera de su carreta, con sumo cuidado, con extremado cuidado...


¿Como? -dijo el hombre antes de partir-

¿Mi nombre?.....Hummmm... tengo muchos, muchos me han llamado de diferentes maneras en tantos lugares y en tantos idiomas...
.......llámame solo el Tirititero.


lunes, 21 de junio de 2010

Tras el velo

Prologo:

Hace algunos meses viajaba con un amigo a nuestros entrenamientos habituales de Kendo, como cada martes y jueves.

En el tren hubo un altercado dos personas comenzaron a meterse con los mas ancianos del vagón increpandolos y agrediéndoles, atacaban verbal y fisicamente, ante la impasividad del resto que los observaba sin decir nada, sin siquiera alzar la voz, ante lo que los agresores se cebaron en los que apenas podian defenderse.

Actuar o no actuar
mirar hacia abajo y hacer como si nada pasase...
Mi seguridad ante todo?
Mirar solo por mi mismo...solo por mi.....Hummmm


Sin pensar demasiado te encuentras luchando por los demás ayudandoles, interviniendo, abandonando tu refugio, pues sincermente creo que es bueno tender la mano a quien la necesita .... con ello creas un vínculo con los demás, con ello todos somos un poquito mejores.

Al final ante un poco de "chispa" la gente se une, se dice "No a la agresión", otras personas se levantaron, una señora paro el tren presionando el boton de emergencias, un chico paquistani se unio a nos, y el vagon entero les hizo frente.




(este prologo tendrá cierta lógica si sois capaces de ver los vídeos de más abajo...)


El conocimiento

Parece matrix, pero la realidad es mayor que la ficción, de los mundos creados para que no podamos ver:

Las conclusiones de esta serie del conocimiento que nos brinda David Icke es fascinante, la síntesis de la realidad, de las tramas de la vida y de lo que intuimos es algo que desde dentro se en mi fuero interno que es verdad.

Quien me conoce un poco, sabe sobradamente que no suelo hablar a la ligera de temas que considero importantes, el trabajo de la evolución de las personas, del camino de la vida, de las preguntas básicas a las que todos nos hacemos o deberíamos hacerlo tal como:

¿Que soy?
¿Que hago aquí?
¿es esto todo lo que soy?

Y algunas mas, (que religiones doctrinas y demás se esfuerzan en dar respuesta) es para mi de lo más trascendental de la vida.

El velo de la muerte, de la evolución de la iluminación (quizás algún dia me dedique a relatarlo..pero hoy no)

El hecho es que lo que comenta el sr Icke, sus estudios y su trabajo, estan en la linea mas interesante de pensamiento como diría el filosofo Noam Chompsky, la diferencia es que Chompsky nos lleva a una lógica piramidal del mundo material (que no se contradice para nada con Icke) y este ultimo nos lleva a las profundidades del ser humano y de nuestras propias fronteras.

Interesante las conclusiones finales (ojo son 12 partes)

David Icke: Algo que debes saber

sábado, 19 de junio de 2010

Kuro Obi

Extraño es el camino que recorremos, en el vamos encontrando seres fascinantes, cada uno con sus dones, virtudes y defectos.

Extraño es en realidad, nunca salen las cosas como están previstas, la senda unas veces es recta y despejada otras tortuosa y accidentada.

Miro hacia atrás y veo cuanto he caminado, pero el sol que me baña la frente me recuerda el trecho que todavía me queda por caminar.



Mis agradecimientos a quien están junto a mi malos y buenos momentos.
Gracias a Kend-ito mi buen uke, a quienes me dan su apoyo, espero estar a la altura siempre.







Mas abajo os dejo un fragmento de escenas de Kuro Obi (Cinturón Negro) película japonesa ambientada en los primeros años de la Era Showa (1932).
Muy interesante ya que he tomado su nombre (y alguna cosa más...jejej) para este artículo, me debía un poco a ella, disfrutadla.

jueves, 17 de junio de 2010

La ley de la atracción

Hace algún tiempo discutia con un amigo que me gustaria tener una espada japonesa autentica, mi amigo me respondia:

nunca la tendras, es un tesoro nacional de Japón y nunca ....repito nunca la tendras ....
En fin yo argumentaba que quizás si la deseaba mucho la conseguiria..
mi interlocutor me respondía que deberia pagar un precio que jamás de los jamases tendria..
Yo respondia con aquello de " poderoso caballero es don dinero"
y más aun que la ley de la atracción funciona.

Ante una sentencia contundente no quise seguir con la trifulca...


En fin en fin...parece que no hay tantos imposibles como mi amigo cree...
cofia en lo que deseas y se cumplira....
jejejeje

(Japanese 18th century's samurai sword. Finest quality. Signed blade. With insignia of a nobleman). Magnífica espada japonesa de corte samurai. Siglo XVIII. Hoja firmada. Decorada con escudo de armas de un noble japonés.

1500€


para saber mas





miércoles, 16 de junio de 2010

relatos del tirititero

El caballero


El camino es una larga senda gris que me lleva al centro de la tormenta, avanzo lentamente por tierras desconocidas, en mi cansado camino tan solo un árbol me hace compañía.


Mi espada esta rota, mi armadura quebrada y mi caballo muerto.


Bajo el gran roble el caballero descansa, curando sus heridas de su ultima batalla, lejos quedan las guerras,lejos la desolación y el fuego, lejos queda la guerra que ha conocido...

-------------------------


De la nada apareció la carreta del maestro de marionetas, con un agradable trajeteo de madera quebradiza al moverse, de la niebla aparecio como como un espejismo en el horizonte, que se va haciendo visible, poco a poco, que va creciendo ante ti, una imagen borrosa, un sueño lejano hasta que finalmente esta ante ti.


De la carreta bajo su dueño y se dirigió al caballero que se hallaba bajo el roble.

-permiteme conversar contigo- dijo el tirititero sentándose ante el.

El caballero le dedico una amplia sonrisa.

-Hablame de tu vida y tu mundo-
dijo el tirititero mirando con suma atención al caballero.


-------


Mi historia, UF.........(resoplo el caballero.

Mi historia es una larga sucesión de acontecimientos que no he podido evitar, me debo al honor y la familia, a los mios y al clan, soy el XVII caballero del clan del cuervo.

Desde que nací me han forjado para la batalla, para servir a los mios, al rey y a la causa....desde que nací desde siempre....una vida de de honor deber y lealtad.

He participado en tantos enfrentamientos entre hombres, que ya no consigo recordarlos todos, las personas, los lugares, y los porqué son una imagen borrosa en mi mente.
Pero lo que si recuerdo, son los que murieron...esos si los recuerdo, a todos y cada uno de ellos, aunque solo los viese un segundo, el dolor y el sufrimiento....sus caras son un mar de lágrimas que me miran desde el abismo, los veo cada día siempre con los ojos cerrados y en mis sueños...cada día.

.... estoy hastiado de tanto batallar.



Por lo que veo eres un gran guerrero- interrumpió el tirititero-

No amigo mio, NO, las guerras no hacen grandes a los hombres, las guerras les quitan a estos los sueños y la alegría de la vida.

Sostengo mi espada en la mano, antaño pensaba que era algo noble, el alma del guerrero, un instrumento de perfección y un camino espiritual...

- ¿pero ya no?-

No ya no, hoy pienso que es un trozo de hierro que usa un hombre para quitarle la vida a otro hombre.

-dices cosas extrañas amigo mio- dijo el tirititero, me gusta ...Siento en ti, sabiduría y experiencia, calidez y dolor, ganas de vivir y deseo de partir...

Hummmmm extraña combinación ....


En mi carreta solo encontraras refugiados que como tu y como yo esconden una historia...
Todos hacemos lo que deseamos, unos bailan, otros hacen reír, yo cuento cuentos somos caminantes...

-caminantes- suena bien dijo el caballero.

Nos une la amistad, la vida y el camino....


Solo caminar por el placer de hacerlo, ir de un lugar a otro, conocer almas nuevas en cada lugar del camino, sin obligaciones , sin necesidad.....

Ambos sonrieron....

El tirititero recogió al maltrecho caballero y lo deposito en la trasera del carreta, allí encontró este a otros seres maravillosos, como el mismo...

Udni la princesa, Piggy el bufon, Adami la hadita, el aprendiz de escriba, el boticario...y algunos más.

Amigos todos
amigos nos
amigos para siempre



jueves, 10 de junio de 2010

El tirititero

El tirititero


Había anochecido ya, cuando el hombre se sentó en el borde del camino junto a la entrada al profundo bosque, avanzo unas decenas de metros más, tirando de su pesada carreta y desapareció de la vista de las luces ya lejanas, del ultimo pueblo en el que había actuado.


Se sentó pesadamente, sus dedos viejos y encorbados ordenaron a sus marionetas junto al fuego, que acababa de encender, sus amigos entorno de la hoguera, Udni la princesa, Friederick el caballero, Piggy el bufon, Adami la hadita, el aprendiz de escriba, el boticario...y algunos más.

Junto al fuego, como un ritual, una familia reunida entorno a las inexistentes viandas, como cada noche, con su familia.

Bueno queridos mios- hoy ha sido un gran éxito, el publico se ha entregado como tantas veces, los niños nos han regalado las mejores de sus risas, su emoción, que contentos estaban soñaran con todos vosotros durante años, Ahhh que dulce paga.

Groarrrrrrrrrrrrrrrrr-
rugieron las tripas del tirititero-

Bueno disculpad mis modales, mi estomago, como siempre se queja, ya tranquilo mañana comerás, y si no bueno ya veremos.... -se excuso-

Se acurruco el hombre junto al fuego, rodeado de las marionetas que con sus ojos de vidrio y sus caritas de madera, miraban al hombre que se quedo casi dormido al instante.


Mucho habían caminado las marionetas desde que el anciano las creara hacia ya largos años, mucho habían vivido, muchos caminos y muchas tierras habían visto, situaciones y lugares, personas y monstruos, horror y luz, cuanto habían vivido aquellas almas de madera.


Eran todas ellas los reflejos de un espejo cóncavo que deforma cuanto le llega, todos eran algo que el tirititero había vivido, así su princesa era aquella que había amado, aquella que le olvido por una vida mejor, todos escondían un secreto...


Si las marionetas pudiesen hablar cuanto contarían, de los sueños de los niños, de la magia de las funciones y de como el mago se dejaba la piel en cada función, para llegar al corazón de sus pequeños espectadores.


Bien sabían ellas de la avaricia, de la tacañería y del egoísmo que día a día vivía el tirititero, de como le negaban las migajas de pan que el pedia tras cada función, de las burlas hirientes que le hacían.
Del frío, del hambre y el mensoprecio, que soportaba con una sonrisa en los labios.

.......................


Dormía placidamente, profundamente, hacía tanto que no comía que su cuerpo desnutrido (ironias sin elimento en el pais de la abundancia), entro en un largo sueño, un camino hacia el lugar donde mora la alegría, sin más dolor, sin rencores ni pesares, solo...... caminar.

Y se sintío joven de nuevo, con renovada energía e ilusión y se sintió contento de nuevo....

El puente de luz se tendió ante el tirititero, pero antes de cruzar, sintió un suspiro, sus marionestas le miraban con ojos repletos de pena ...Udni la princesa, Friederick el caballero, Piggy el bufon, Adami la hadita, el aprendiz de escriba, el boticario...y algunos más

Sin explicación alguna, quizás por el viento, quizás por las hadas, una llamita de la hoguera prendió a las marionetas...que empezaron a arder...

El hombre alargo la mano y sus amigos aquellos que nunca le abandonaron, caminaron con el por el puente de luz rumbo al país de la alegría.

Jan


martes, 8 de junio de 2010

El secreto del cerdo

ACTO I: El cerdo

Era un hombre reservado, algo desaseado, metido quizás en la cincuentena, con el rostro siempre escondido tras barba, gafas y un poblado bigote, una gorra calada hasta las orejas le tapaba de miradas indiscretas, hablaba poco, casi balbuceaba y cuando lo hacía una ronquera crónica lo acompañaba.

Fue la vida o tal vez la crisis que azoto el país durante largos años, pero se cebo más en unos que otros,el hombre caminaba lastimosamente por la calle con una cojera que le hacia arrastrar el pie izquierdo

Al vivir solo y apartado en una destartalada casita que añoraba días mejores, con un trabajo duro y mal pagado en la construcción, rápidamente los chavales del barrio lo bautizaron con el sobrenombre del "cerdo",las críticas de los niños suelen ser avispadas e hirientes como cuchillos que taladran el alma.

Los adultos sonreían ante las los ataques verbales de sus retoños y la impasividad del hombre, que parecía no molestarse ante los improperios que le lanzaban los chavales, nada parecía molestarle o eso aparentaba.


Era principios de Agosto, el calor caía desde los cielos sobre las calles, un grupo de adolescentes se refrescaban en los patios de sus casas apareadas y jugaban con las mangueras de riego, juegos entre la niñez y la madurez, juegos en que la carga sensual lo es todo y es nada, de pronto las risas cesaron, una jovencita señalo con el dedo,mientras dejaba ir un sonoro grito


Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaah
- mirad es el cerdo, mirad es el cerdo-

Las otras parecieron quedarse petrificadas mirando al hombre que asustado comenzo a correr cojeando calle abajo, ante los gritos escandalosos de las jovencitas.

Luego todas huyeron al interior de sus casas, y naturalmente, dieron parte a sus progenitores.
Mas tarde sabiéndose el centro de atención de todos, la versión se hizo más grande, cada vez que una u otra la contaba, y cada vez aparecía algún sórdido detalle que las niñas habían olvidado.

Con el paso de los días y ante el interés de los padres, el relato fue cambiando, cada vez se hizo, mas lúgubre y preocupante, se exagero, se cambio, y al final la historia era un hecho que distaba mucho de la simple verdad.

Lo cierto es que la comunidad cambió, se hizo más intolerante con la presencia del hombre, estaban hartos de las noticias de crímenes, de violencia, pedreas tria que les tenia acostumbrado la radio y la televisión.

Y las buenas personas del lugar, criticaban de una forma despiadada en cuanto "el cerdo" pasaba cerca de ellas.


Varios padres reunidos en el bar del pueblo ante unas cervezas y unos billares comenzaron a intercambiar opiniones.


-Dice mi niña, que ese desgraciado, la estaba mirando mientras jugaban el otro día-
No solo eso-añadió otro de los reunidos-,
el cerdo se estaba tocando mientras lo hacía.

-Deberíamos tomar cartas en el asunto- añadió otro mientras apuraba su cerveza-
-Es que no se puede estar tranquilo, pues como le vea se va a enterar ese asqueroso cerdo-respondía un tercero-

La conversión fue a más, y el alcohol, y las bravuconerias siguieron por toda la tarde, los insultos de las buenas gentes se hicieron mas fuertes y descarados.

El hombre ante la presión de sus vecinos se hizo si cabe más esquivo, y si pasaba alguien por la calle, este ultimo con su torpe cojera cruzaba de acera para no molestar.

Días más tarde su casa amaneció llena de pintadas ofensivas, el hombre no hizo nada, ni siquiera lo denuncio.

Quizá pensase que las cosas se calmarian, que como todo en la vida las cosas pasan, las personas, las nubes , la ira....

------

Era de noche tres sombra ebrias ebrias de alcohol de rencor de odio y de lo peor que tiene el ser humano, golpean en el callejón al cerdo.

El hombre no se defiende hace mas de dos décadas que no lo hace, para que defenderse si la vida ya no vale la pena ser vivida, si Dios ha olvidado que el existe.
Con saña le golpean, una y otra vez con saña, con fuerza... con odio.

Una y otra vez, sin piedad.
Toma Cerdo- exclama-
Toma desgraciado
POM, POM..POM...POM
los huesos se resienten y el hombre se quiebra,
la sangre brota y lo ensucia todo,
las tres sombras no aflojan,
no paran, han de hacer pagar a ese animal,
que esta es su tierra, y aquí hay leyes.

golpe tras golpe
y mas golpes y más golpes.
y el mundo pierde substancia, pierde ritmo
pierde esencia...
las sombras huyen.... el trabajo esta hecho.
el trabajo esta hecho.






ACTOII La muerte de un Cerdo

Y en el suelo agonizaba el hombre, las gafas rotas, el alma partida, la columna deshecha, el insufrible dolor, le hacía retorcerse hacia el cielo, que pide ayuda con la boca con las manos como puede.
(nadie auxiliará al cerdo, nadie )

Miro el cielo, aquel que nunca pudo ser,
había olvidado todo cuando fui, cuanto le hizo ser hombre y cuando por el camino se perdió.

La luz se apaga en el horizonte, ¿como había llegado a a aquélla situación?
¿donde estaban sus amigos?
¿aquellos a los que amo?
¿Porque se dejo caer?
O acaso le olvidaron... ahora ya no importa, los seres nacen entre multitudes pero mueren solos.

Si el era un cerdo, que habia perdido el amor a a la vida , el amor por lo que le hizo soñar a lguna vez.

Donde esta mi cielo, donde esta mi casa, que he hecho para fallar tanto, que ofensa he proferido que mi castigo perdure tanto tiempo ....nunca pensé que seria así, nunca pensé que a mi , nunca pensé ....

(El hombre a duras penas intenta sonarse los mocos y es un raudal de sangre la que brota de sus heridas abiertas hasta sus entrañas.)

Me ahogo en mi propia sangre, y una imagen le viene a la mente..... mi niña donde esta mi niña, cuanto te he hecha do de menos, la imagen de lo sueños de un viejo.

Me vas a acuidar, has vendido a cuidarme- dice la luz-
la frase de la niña se le repetía en su cabeza una y otra vez
¿me vas a cuidar papa?, ¿me vas a cuidar?
-si eso es lo que voy a a hacer, a eso he venido- dice el hombre balbuceando

Mientras abrazo la oscuridad, la luz es mas profunda que nunca, mientras me alejo de aquí a un lugar mejor, me acerco mas a ti, me acerco mas a ti...

si esta vez voy a acuidarte mi niña,
esta vez no dejare que nadie te haga daño,
esta vez cuidare de ti
esta vez si...
nunca mas te he de dejar sola, nunca mas
mi niña, nunca más, papa esta aquí.



La sangre es un río que lava las culpas de los hombres y en la asfalto de la calle, un hombre lava una vida de culpas y perdones, lava todo el dolor de un padre, todo el dolor acumulado en mil años.






ACTO III: La guarida


Con un crujido sordo, la policía irrumpió en la casa, todo una formalidad, el cerdo había muerto, se había desangrado en mitad de la calle, y seguían el procedimiento
lo que allí encontraron les dejo sin saber que hacer, y así el funcionario del juzgado municipal contrato los servicios de una casa de subastas para valorar el contenido de aquella casa, que ahora había pasado a ser propiedad del ayuntamiento.


Al Día siguiente entraron en la casa y comenzaron a etiquetar los objetos, las esculturas los lienzos, los proyectos de ingeniería, los planos, miles de bocetos y manuscritos.


Al principio parecía la obra de un demente sin formación sin cultura, sin saber, quizás muchas manos quizás muchos hombres se dijeron.

Pero la pauta la escritura y las formas apuntaban a un único individuo, cuanto mas veían, más hallaban, aquello era un pozo sin fondo.


Puestos al corriente por las autoridades de la vida del cerdo, no daban crédito a lo que veían, al cabo de unas pocas horas estaban desbordados, y empezaron a sonar los teléfonos moviles.
Llamaron a mas gentes, y aquello se hizo un hervidero, desde matemáticos, a ingenieros, catedráticos, cada uno en su rama fascinado de lo que veía, celosos de lo que una vida había sintetizado,ante sus ojos.
- magia esto es magia-
exclamo un físico consternado ante lo que veía , simples garabateos en tiza sobre una pizarra que el hombre intentaba copiar a toda prisa, no fuera a ser que algún ignorante le diese un manotazo y borrara el saber allí enterrado.



Y una joven entre morbo y curiosidad abrió un manuscrito de los cientos que había por doquier, por una página al azar y la lectura la poseyó de tal manera que no pensaba que fuese posible, la trama, la pasión en cada una de las lineas, le hacia no poder parar de leer.

Tanto allí contenido, tanta música para sus oídos, y dejando el yugo de la obra observo con atención lo que le rodeaba, empezó a mirar con otros ojos, y empezo a mirar con una prisma diferente.

Cada rincón cada recoveco mostraba algo increíble, proyectos, esculturas, edificios, sistemas, casas, ciudades hasta el ultimo elemento, si esxistiese una vanguardia en el arte y la ciencia aquel era el epicentro.

Examino una de las maquetas que había en cualquier lado, mostraba conceptos increíbles en física e ingeniería, en arte y decoración...se asusto, sus años de carrera apenas le podian enseñar a mirar la punta del iceberg de lo que estaba viendo.

Era como si los maestros de la antiguedad, se hubieran fusionado con los ingenieros del futuro y creasen aquella realidad.

Los demás ante las palabras de la joven empezaron a abrir los ojos, el mecánico industrial, encontró diseños y planos fascinantes de vehículos de motores que le hicieron temblar las manos,y sujetar los mismos papeles que antes había lanzado a un rincón, como si fuese la palabra de Dios...

En un cuarto contiguo un amigo suyo miraba las obras que estaban apiladas contra la pared, cientos de ellas, de trazos exquisitos de proporciones áureas, de luz suave, de pincelada como nunca jamás había visto.

Cada tela era un acto irrepetible de vida, miro en torno suyo, las había por cientos.
-un tesoro- se le escapo de entre los labios, un tesoro ....



Que fue de el - grito la joven en voz alta- que fue de el

Quien hizo esto, que clase de persona ...
Todos los presentes desde los hombres de ciencia al ultimo policía callaron y
Solo el silencio contesto.



ACTO FINAL


La luz esconde sombras, las sombras están tras la luz.

Treinta años han pasado, desde el accidente que le destrozo la pierna, que le arrebato a su hija y postro a su mujer en la cama de un hospital.

Un hombre reza, reza en silencio, reza porque quien esta en ella sane, que si Dios ha de hacer un milagro, es este el momento, que si Dios ha de intervenir que se lo lleve a el, el por ella.

Y no es porque el deba nada a nadie, pues se ha construido solo, el ha levantado los cimientos de su vida, el se ha fabricado a si mismo, y ahora lo ha perdido todo.

...............

Aquí estoy, a los pies de la cama, implorando por ella, por la razón de mi vida, por mi amada ...

¿Que le dije, la ultima vez , que nos vimos, que le dije -
¡No me molestes. tengo mucho trabajo, ella solo quería abrazarme como habia hecho cientos de veces.
cuanto no daría por poder hacerlo una vez mas, que he hecho, por Dios que hecho

Ya no puedo abrazarla,como ha sido
como ha sido...

Veo sus ojos verdes y su sonrisa su pelo moreno, y ahora soy feliz,mI amor mi tesoro, mi esposa...me pregunta :
Y mi niña, mi niña mi niña...
y yo me muero por dentro porque el dolor es mas grande que yo

.......

Que le he dicho? , que le he dicho?
Ah si - ¡no me molestes. tengo mucho trabajo, y lloro como un niño pues ella solo quería abrazarme.

Me desangro cada vez, que revivo esta situación, una y otra vez, una y otra vez, me he perdido, ahora soy un cadáver que habla, que se mueve que anda, come y respira, pero que no esta vivo.

Me levanto de nuevo empapado en sudor, he tenido ese sueño, que paso como era...

Ya lo recuerdo, aparece ella y yo estoy liado y entonces...le grito

¡No me molestes. tengo mucho trabajo, ella solo quería abrazarme como había hecho cientos de veces.


Cada dia siempre cada dia desde hace trinta años, cada día, cada dia....




domingo, 6 de junio de 2010

castillo de Montesquiu

Para pasar una agradable tarde, comer con los amigos, pasear en bici y hacer algo de ejercicio en un lugar, apacible.

Siempre he pasado de largo y siempre he deseado parar en este lugar, es de aquellas cosas que deseas hacer, y siempre piensas que harás....


Un poco de Historia:

El castillo de Montesquiu se encuentra en Montesquiu, en la comarca de Osona de la provincia de Barcelona.
Historia

La primera documentación referente a esta edificación data del año 128. Se trataba originalmente da una casa fuerte, que pasó posteriormente a denominarse castillo. Formaba un triángulo defensivo junto con los castillos de Basora y el de Saderra. Durante el siglo XIV la familia Besora hizo del castillo su residencia habitual. Fue Lluis Descatllar, señor de Besora i Catllar quien llevaría a cabo la primera reforma del castillo durante el siglo XVII. Entre los años 1810 y 1820 los señores de Juncadella realizaron una nueva restauración, creando nuevas dependencias y aislando la parte noble. La escalera, muy deteriorada, fue cambiada por otra de estilo gótico, y se construyeron la cisterna, la fuente y el jardín. Debido a los numerosos cambios llevados a cabo a lo largo de las épocas, se ve muy alterada con respecto a su estructura original. Entre los años 1917 y 1920 fue restaurado y convertido en mansión residencial. Estuvo habitado por la familia Juncadella hasta el año 1976, con el fallecimiento de la última propietaria.
Propiedad y uso

Después de la muerte de la última representante de la familia Juncadella, el castillo pasó a manos de la Diputación de Barcelona, quien lo ha destinado a equipamientos públicos, acogiendo actividades de formación y estudios, gestionados por la Vola Campanyia de Serveis Ambientals. Cada año, coincidiendo con la época veraniega, se celebran diversas jornadas artísticas y culturales. Dispone de una sala de actos con capacidad para 90 personas, cuatro aulas de trabajo, sala de descanso y cafetería en donde se pueden celebrar congresos y convenciones tanto de carácter público como privado.(fuente castillos.net, más aqui)

Como llegar:
pues va a ser con coche ojito, con las velocidades pues los mossos de escuadra campan a sus anchas por estas tierras, y como deben estar muy aburridos se dedican a parar a todo el que les da, o sease si correis fijo que os enganchan, y hay radares mas que setas...(yo aviso)





Visitar el castillo es interesante y no muy caro, te cobran 3.50€ por visitas guiadas a grupos que se hacen cada hora, (otros castillos te cobran 6€) por visitarlos y tampoco es que tengan mucho.
Normalmente los horarios son de fin de semana (aquí más)




Como castillo tampoco es que "mate" pero pasear por sus jardines tumbarse en el cesped y seguir la ruta por los senderos todos ellos muy suaves de 1h a trote supertranquilo eso si es interesante, todo muy bien señalado, aunque el finde suele haber bastante gente (en el castillo normalmente)

Exteriores:
















Los interiores del castillo, en la parte baja te dejan toma fotos en las dependencias de arriba no (la causa que se yo)







Lo mejor es sin duda los bosques y jardines que manufacturó el ultimo dueño, especies de arboles exoticos alrededor del castillo, la excursión que sale del Parking del castillo, para ir sin prisas (llevate la comida, vale la pena caminar por la pista forestal que hay saliendo a la izquierda del castillo, un gorg fantastico y cientos de mariposas nos acompañaron en nuestro recorrido.












sábado, 5 de junio de 2010

El candil

cuento



La tormenta ruge en la oscura noche, descomunales olas y viento quehiere la piel, lluvia y temor azotan el mar y los cielos, un pequeño pesquero es zarandeado de un lugar a otro, los marineros se aferran a una mala esperanza, si la costa de la muerte esta frente a ellos, que Dios le asista.

Los cálculos fallan las estrellas eran invisibles y la falta de instrumentos los lleva derechos al desatre, consciente de tener que tomar una decisión el capitán decide cambiar el rumbo, noroeste a toda, salgamos de aquí.

La tripulación hace lo propio, cambian las velas y ponen el rumbo ordenado, de pronto Max el marinero más joven que no hacia ni dos meses que se había desposado, grita,
-Luz- Luz-

-luz he visto una luz,y como un mascaron de proa señala hacia donde se ha trazado el nuevo rumbo.

El capitán y todos a bordo del frágil navío se quedan petrificados, si eso era cierto iban derechos a la boca del lobo, Max corrió hacia el capitán y frente a el, como no lo había hecho nunca ante un hombre, con la voz serena pero autoritaria ruega al capitán que cambie el rumbo.

Ambos hombres se miran , esta en juego la autoridad del capitán, la edad, la experiencia, la escala de mando, cosas que quedan sin sentido cuando las miradas se cruzan.

Cambio de rumbo -Grita el capitán-

A golpes de mar y viento, a duras penas se alejan de la tormenta, del peligro que les llevaba directamente al abismo y del no retorno.

-------

Unos días mas tarde desembarcaron sin peligro en un puerto extranjero, Max fue despedido, se le dio la paga completa, pero nadie lo saludó al abandonar el barco, los marineros hombres supersticiosos donde los haya, no desean bregar contra lo desconocido.

Mas por curiosidad que por otra cosa, el marinero cogió un tren y mas tarde un carro que le llevaría a la costa de la muerte, un apartado lugar de la costa irlandesa, de gentes toscas y rudas que se decía antaño vivían de los despojos de mar, robando las cargas de los naufragios que se estrellaban en sus costas.

Con el suave traqueteo del tren Max vuelve a casa con su esposa a sus sueños y al hogar, pero la luz, aquella luz que días atras les salvase la vida , no le deja descansar, ha de saber de ella, aquella luz que le ha salvado de la muerte, aquella luz que solo el vio, aquella luz tan calida en medio del abismo...

Cuando llego al pueblo, el lugar era el ultimo lugar de la creación que le hubiese gustado ir, casas destartaladas, suciedad... abandono, el lugar habia tenido días mejores, la decadencia y el olvido eran reinaban a sus anchas, mas una cueva de ladrones que un hogar- pensó-


Interrogó Max a sus gentes, a quien pudo, en la taberna invito a unas rondas pero nada de nada, a lo largo de toda una jornada no obtuvo respuesta de nadie, gentes hurañas y desconfiadas se apartaban de el.

Al final se dio por vencido y decidio que quizás era hora de regresar...
esperaba el marinero a una carreta que le había ofrecido llevar al pueblo más cercano, cuando una anciana se le acerco.

Joven desea saber de las luces no?- le interrogo la vieja-

A eso vine - respondió Max-


Tras unas monedas y apartarse de la vista de sus semejantes, la anciana comenzo a relatar una historia:

Eran de fuera de aqui, una pareja que deseaba comenzar una nueva vida, (o eso creo) el era alto, fuerte, fornido y sano, un hombre de muy buen ver, ella una belleza muy bonita, de unos rizos negros oscuros, ojos verdes y vivarachos, hacía girarse a quien tuviese sangre en las venas al pasar (rió la vieja)

La historia de Helena:

Te escribo diario mio, aquí en los confines de esta tierra extraña y desolada, aunque hemos comenzado una nueva vida las cosas son duras por aquí, Fran dejo la fabrica y se hizo pescador, tal como habíamos soñado desde que nos conocimos en la cadena de montaje, ahora estamos lejos de esos humos de todo ese hollín y carbón que destroza los pulmones y te hace escupir sangre y dolor, estamos lejos de lo disturbios, ansiábamos la paz y el mar, si viéseis la cara de mi esposo cuando vio el mar fue feliz y yo lo soy al verlo tan libre y fuerte.

------

Helena he de adentrarme mas, he de buscar los bancos de atunes mas al oeste, si consigo una buena pesca saldremos del apuro, y el usurero del banco nos dejara por fin en paz.
Pero tu barca es muy pequeña, apenas deberías alejarte tanto de la costa y ya lo haces demasiado amenudo, es muy peligoso. -respondió Helena-

La conversación se alargo durante horas, y el alba los encontró a ambos abrazados.
Nada disuadió al hombre de su meta, y en la entrada de la casa al borde del acantilado los amantes se despidieron.

Ten cuidado, no pesques mas de lo que puedas cargar, cuando vuelvas tendré una sorpresa que darte,(y en silenciola mujer se acaricio el vientre) si vuelves de noche pondré un candil en la ventana para que encuentres la vuelta a casa.

No hace falta Helena, (rió el) esta el faro, y no tardare mas de unos días, descansa se te ve muy fatigada (y le dio un gran beso en los labios)luego marcho dedicandole a su amada la mejor de sus sonrisas.


-------

El día se hizo noche y la noche día y Helena comienzo a inquietarse, el no volvía...

La siguiente noche el faro se apago. (las gentes de la costa lo apagaban deliberadamente, para que los mercantes se estrellasen en sus costas, como aves de rapiña vivían de los despojos de los naufragios, de la muerte y del dolor de otros)
Día tras día la joven esperó, y cada noche encendía su candil para que el volviese a casa.

Pero el marinero no volvió (dijo la vieja con voz bronca), y la joven se afanaba por tener una llama en la ventana, para que el pudiese encontrar el camino de vuelta a casa.

Pasaron las semanas y ella lo vendió todo para comprar aceite que quemar en el candil, hasta que ya no pudo vender nada más, hasta que nada le quedo para alumbrar su esperanza.

Nada me queda y el ha de venir (se decia Helena), el ha volver, se decia una y otra vez, y no vera la luz, no podrá llegar a casa, no le he de fallar, ambos esperamos, que el regrese.

Mi amor mi dulce amor, no he de fallarte, vuelve a casa...

Una mala noche, una noche de terrible tormenta, con solo un fósforo sin aceite sin nada que poder quemar ......suavemente introdujo sus manos en su vientre y saco la luz que llevaba dentro, la única luz que le quedaba y la añadió a la suya propia y el candil brillo, como nunca una luz en este mundo lo ha hecho y desde entonces los días de oscuridad y tormenta brilla a lo lejos salvando la vida a los agraciados que consiguen verla.

Desde entonces con o sin faro, los navios se han alejado de esta costa,ya no embarrancan por estas cosatas, ya no hay ricos botines (maldecia la vieja) pues esa luz, esa maldita luz, brilla en el horizonte advirtiendo, esa maldita luz..

Luz (pensaba Max) dulce y cálida, no maldita, luz pura como solo puede serlo el alma que salva al viajero...


martes, 1 de junio de 2010

el camino de la vida

El camino de la verdad


La senda que recorro me acerca cada vez a mi destino, busco un refugio en la montaña y no lo encuentro y aunque mis piernas me duelen sigo caminando.

Así el peregrino avanzaba pesadamente mientras se acercaba a la montaña sagrada, era el hombre octogenario, pero aun estaba de muy buen ver, se notaba en su físico la disciplina marcial de toda una vida, dedicada al estudio y el trabajo interno, en su rostro llevaba el signo de aquellos que a pesar de las dificultades nunca se han rendido.

Mientras ascendía por el sendero armado con su bastón y su capa, comenzo a hacer balance de su vida, de aquello que lo motivo para luchar, de su arte reflejado en cada una de las cosas que toco, del amor y el éxtasis de sus amantes, de la energía contenida en un frasco de cristal, del amor, de su compañera y del regalo de los hijos que ella le dio, del reconocimiento de sus amigos, sonrió .....había sido una buena vida.

Pero ahora sentía que la llama de su consciencia ardía al máximo, que la luz en su cabeza estaba en un punto álgido sin retorno (se moría a toda prisa y lo sabia) quedaba el ultimo reto, el ultimo enfrentamiento con la experiencia, y allí estaba subiendo el monte Kailash.

La gran montaña, el trono de los dioses, una gigantesca pirámide de hielo azul, un lugar sagrado que le había llamado desde que tenia uso de razón, y que por fin se entregaba a el, prohibido subir las laderas, prohibido hollar la cima, prohibido enfrentarse a los dioses, prohibido .....

Y el seguía subiendo hacia la cima sin detenerse, sin dejar de avanzar,como siempre había hecho en su camino, la gran ventisca que lo envolvía y que dejo atrás a peregrinos, sacerdotes y policías, no iba a detenerlo ahora.

A mediocamino de ninguna parte el viejo se detuvo, sus piernas les pidieron una tregua y el a regañadientes se sentó, sus manos estaban heladas y la raída capa apenas era una excusa para el frío, su estomago le recordó que hacía días que no comía.

No caminaría más, su cuerpo se negaba a ello, el dolor era terrible, se sumergió en sus pensamientos, "somos aquello que deseamos ser", "aquello para lo que nacimos", los antiguos preceptos, las frases de ayuda dejaron de tener sentido, ya no eran necesarias.

Dejo libre la mente, dejo las ataduras de cuanto el samsara era, se sintió libre mas de lo que nunca había experimentado, por fin la luz era perfecta, el murmullo de la vida resonaba en su cabeza como el mar, iba y venia, se acercaba y huía de nuevo...

La dama blanca de la montaña le sonrió y aquella noche de ventisca una luz brillo sobre la montaña