jueves, 6 de enero de 2011

el angel que no pudo regresar

Y la vi tan bella, tan sublime, como una aparición de la mañana, nada podía hacerme dejar de mirarla, nada en la tierra, nada en los cielos calmaba este mi corazón, y ni el buen Dios podía apartarme de ella.

Por los cielos olvido mi pesar, ¿Que es este dolor que no puedo soportar?
Quan lejos esta el amanecer, solo horas para volver a verla, por verla de su lecho despertar.
Mis sueños se tornan vanos al sentir su aliento al respirar, mi sueño es ser uno con ella, ya no puedo volar más...

Mis hermanos me rodean, me acojen, en torno a mi soliviantan mi llanto, no puedo amar si no es por ella, no puedo soñar si no es con ella... el ángel no puede volar.

Camino por la tierra, mis pies se ensucian con las tragedias de los hombres, mis alas se han quebrado por un alma, tan pura, tan nívea que hasta los serafines no pueden dejar de observar.

Sin paz, sin camino, sin Dios, el ángel no deja de llorar, su sueño es una mujer, una mujer mortal; Les separa un abismo, el reino de los cielos no puede esperar, el ángel no puede volar...

Y al cruzar la calle ella por fin lo vio, reconoce a esa sombra que la protege, que en silencio la adora, como se adora a Dios ante el altar, y siente ella un amor, que le habla de las tierras de los sueños, de un alma que existe desde que el hombre abandono Edén, y siente ese amor que la traspasa como flecha de fuego encendido, que traspasa las lineas de lo prohibido y se rebela para no callar.

Y lo ve como se deshace, se torna transparente como un sueño que apenas puede recordar, el ángel no puede regresar, y el viento deshace sus alas, con cada pluma un sueño, un sueño que se va, el ángel llora.
El ángel no volverá a volar...




5 comentarios:

Arami dijo...

Amo cupido en enero.
Lindo, lindo el angel que por amor queda solo en piel humana.
Linda, linda ella que reconoce en el su alma.
Me gusta
:D
Besotes

jansolo dijo...

;)

kendopitecus dijo...

Triste y tierno a la vez ¿Cuántas renuncias hacemos de lo que poseemos por lo que queremos? Cambiar la seguridad por lo imposible, el reto de la vida

aprendiz dijo...

todos as noites o menino lhe pedia: “conta-me o conto do anjo sem asas….”

ele contava… e sonhava

e até que o vento apagasse as luzes da cidade e um pássaro lhes emprestasse o adormecer

ele desenrolava as palavras como se fossem asas

jansolo dijo...

celebro os guste