lunes, 4 de julio de 2011

El rio y el barquero

Hace una vida leí un gran libro el Siddhartha de Herman Hesse, en el hablaba del río de dos personas que siendo barqueros cruzaban a personas por encima del río, dos viejecillos que en su búsqueda particular de la iluminación se habían entregado al río.

El río es la serpiente de la vida, siempre en movimiento y siempre diferente, cada momento es unico y sin embargo su forma no varía, el río es una metáfora de nos, el río es un camino que nos dice lo efímero que es todo y que nos habla sin embargo de nuestros actos y acciones que reberberan en la eternidad.

¿Y como puede ser posible que yo como ser individual en un mundo con siete mil millones de almas haga algo para que tenga eco en las estrellas?

Quizás solo quizás el planteamiento sea erróneo y debemos pensar en un todo más que en una opción individual, más en un organismo vivo del que formamos parte que en seres divididos y alejados de todo.

Quizás solo quizás estés tan cerca de mi y yo tan cerca de ti que ambos seamos uno y con nos todo cuanto hay , quizás solo quizás...