sábado, 15 de octubre de 2011

El camino de la vida y la muerte

Unos dicen que se viene a este mundo a aprender y conocer, a descubrir nuevas fronteras y aprender...aprender.

Personalmente pienso que existe una gran consciencia colectiva que ya posee ese conocimiento, y que podemos acceder a el; Un acceso gigantesco a cualquier secreto que el universo posee, que cada uno desde su individualidad puede llegar a ese saber y en términos de la "red" descargarselo y usarlo.


No yo pienso que se viene a este mundo a experimentar, a sentir que cada proceso ligado a la vida es una experiencia individual y única.


El café y las cuatro personas


Un cuento, para expresarme, una idea, piensa en la misma situación que se puede vivir en una misma sala en un país en una hora determinada por cuatro personas diferentes.
por ejemplo:
Situación: Un camarero en ese bar sirve un café a uno de los clientes que esta sentado en ese mismo café.
Cuatro persdonas experimentan diferentes cosas aunque no sean conscientes de ello.

Uno de ellos es al que le sirven el café antes que a nadie refleja satisfacción pues es el primero en ser atendido.
Otro de ellos tiene prisa y refleja su impaciencia por la espera, la tercera es una chica joven que espera a alguien que no llega y se desepera por cada segundo que pasa.
El ultimo es el camarero que se agobia por la mañana que le espera y el trabajo que ya se le acumula.

--------------

Cuatro personas, identidad, genero, altura, masa corporal, edad, circunstancias... y un sinfín de cosas más genera una experiencia diferente para cada uno de ellos.


Piensa en el ejemplo anterior y ahora añade el factor tiempo esa desconocida dimensión que nos envuelve y las experiencias son casi infinitas.

Por eso creo que cada alma experimenta esta vida de una manera solo suya la individualidad experimentando el todo.

Supongo que hablo demasiado, ayer la muerte ha rondado cerca o lo sigue haciendo no lo se, cuando la vida entra en este estadio, tiendo a hablar demasiado.

Te dejo toda la luz que necesites Toni, mi hermano, recuperate.



(imagen extraída del blog http://www.tantranuevatierra.com)



domingo, 9 de octubre de 2011

nadie es profeta en su tierra.

Los senderos se vuelven polvo, el camino es demasiado largo, y aunque los dones de la vida aun no se han marchitado me siento caer, escucho una y otra vez la canción que abajo suena, y me siento caer.
Dormir esa es la meta, un sueño que me aleje de aquí, sueño con la nada con el abandono de la mente y un lugar en el camino que no lleva a ninguna parte.

Los senderos son polvo y sangre un barro oscuro se enreda en is pies, es un camino que cada paso cuesta mas que el anterior, tiro de un carro que ya no es el mio, esta forjado con los sueños de otros sus esperanzas y lo que quisieron ser, pero no son los mios.

Y te juro que lo he intentado todo, tanto como puedo, y un poco más, siempre un poco más, y todavía no he visto al creador, y todavía no me he encontrado con ese ser maravilloso, que como a Lázaro le levante de ese sueño eterno.


Los senderos son polvo y cenizas un cenagal de tiempo que se traga los sueños y las ambiciones, sueños de ser mejores ambición de dar y comunicar de sentir y de amar, y el camino es un desierto de la mente donde nada puede arraigar.

Me duele España, es un lugar yermo y desolado donde solo la envidia germina, un lugar donde se ensalza a ladrones y se asesina a poetas, un lugar soleado donde antaño se deseaba vivir, un lugar donde mora la tristeza y el odio germina por doquier...me duele España.

No encuentro mas camino aquí, que un bosque de zarzas que se enmarañan con todo lo que es luz, ya no me importa que se me vete la entrada, que no admitan mis trabajo, que me consideren lejos subversivo, lo acepto nadie es profeta en su tierra.