martes, 21 de febrero de 2012

ruiseñor

Hoy me levanto con la melodia de un ruiseñor cantando en mi escalera, es una antigua melodia que llevo oyendo desde que era niño, ese ruiseñor me ha acompañado desde siempre; Ha cantado cuando la luz se había ocultado en el fondo del pozo. Ha cantado cuando estaba solo, ha cantado cuando los seres queridos partieron, ha cantado siempre por mi y su canto me ha confortado para no caer en la oscuridad.

Hace tiempo que no lo oia, hace años que deje de escucharlo, pensé que había huido de mi, y ya no volveria a verlo.

Hoy escucho de nuevo las canciones de los rollings y me pongo a saltar, me llegan las palabras hasta el fondo, y no hace falta saber ingles para entender el mensaje, remueve y hace despertar lo que se ha dormido.
Siento el ruiseñor cantar con gran fuerza, ¿es que acaso no o oyes?

Miro a mi alrededor y los que duermen junto a mi no parecen notar su poderosa canción, miro en un espejo deforme y mi cuerpo cambia, como cuando soñaba que era niño y me transformaba en lo que yo deseaba, ¿es que acaso no todos podemos hacerlo?

La luz se deforma contra la pared al doblar las esquinas de mi alma, por fin comprendo, como Neo en Matrix, que no hay cuchara, que mi ruiseñor nunca ha dejado de cantar si no que yo no lo escuchaba.


Foto Ignasi Toranzo de su blog





2 comentarios:

Gachi dijo...

=)

Si... está en uno, dentro de uno.
Abrazos

Vam dijo...

abrazos amiga mia