miércoles, 28 de noviembre de 2012

Escalera al cielo



 Escaleras hacia la luz

El frío ha llegado por fin, la estación de las nieves eternas ha vuelto de nuevo y nos recuerda lo mortales que somos, mi yaya me solía decir:
-Si pasas la cuesta del invierno otra primavera te sonreirá".

El aire es frío más de lo que he sentido en mucho tiempo, será que los últimos años hemos vivido un sueño tropical de la estimada  América,  de frutales en extremo deliciosos  y de un calor  embriagador  que te hace bailar al ritmo de samba.

Mientras me adentro en las entrañas de la tierra para subirme en el gran siseo, ese  gusano de muchas partes que viene  cada noche puntual a recogerme en la cosmopolita Barcelona,  para devolverme a la periferia donde los apatria  como yo ...malviven, no dejo de soñar una y otra vez  con aquellas imagenes de un mundo mejor, aquello que fue hace ya tanto.

El gran siseo llega hoy con retraso, alguien ha saltado a sus fauces y ha sido devorado por los seres de fango, a nadie le importa, nadie parece sobrecogerle el que un alma se haya perdido esta fría noche, en mis fueros siento dolor por ese  hermano que ha cruzado esta noche y le dedico una oración, ruego por su alma que es la mía, es la tuya y  es la de todos.

Hace un rato...
Camino por las calles heladas de Barcelona, los carteles de venta  alquiler y desahucio están por doquier, gritan en letras negras sobre fondo amarillo, la desgracia de sus inquilinos que ya no son, España se hunde en su miseria de políticos corruptos y trajeados,  de reyes gordos como sapos con papada que matan elefantes en grandes cacerías mientras su pueblo se muere de hambre.

Como en el relato de  "La Cerillera" de  Hans Cristian Andersen, enciendo una cerilla por los recuerdos pasados por los tiempos que parecen mejor a la luz de los acontecimientos.

Una cerilla por los que añoro, en una mesa de Navidad colmada de viandas de todos a los que quiero, de todos a los que añoro, hecho de menos las risa y las frases, los gestos y el ...momento.

Otra cerilla por aquellos momentos de sueños e ilusiones cuando enseñas tus entrañas al mundo y el mundo le gusta y te sientes lleno...

Otra cerilla más cuando cruzas el océano de la vida para descorrer el velo de la muerte y en el otro lado te dejan ver cuanto de maravillosa es la vida.

Voy gastando todas y cada uno de mis fósforos que resplandecen como un momento y luego se van, así son las vidas de los hombres, tan solo un destello en la noche eterna. 

Comienza a  hacer más frío, el gran siseo me espera he de levantarme de este banco  y dejar de llorar por lo perdido por los tiempos que no volverán, la melancolía me ha tocado este día de luna negra.

Mañana encender una vela por el mañana...






2 comentarios:

KawaYama dijo...

Nos encontramos en un pais donde las fauces devoradoras de los tiburones, criados bajo la tutela de las escuelas de neg-ocios, se han cobrado una víctima más dentro del cardumen que somos para ellos/as. Todos/as los Mr. Scroogge de este mundo se nos anuncian con gran pompa en estas fechas que se avecinan como el viejo avaro que nada quiere excepto la sangre y la vida de sus conciudadanos.

Malditos/as sean ellos/as por toda la eternidad.

Pero dentro de este siseo de la vida aún hay estaciones de las que disfrutar, lamparas que encender y personas a quien amar.

César Aguilar Gazquez dijo...

Brindo por esas estaciones a las que llegar amigo, mio, brindo por ello...