jueves, 12 de enero de 2012

cada alma tiene una misión en la vida

Cuando acabe el día y por fin la noche llegue,
cuando el merecido descanso por fin me sea ganado.
Cuando con una ultima exhalación mi camino se extinga y me presente ante el todopoderoso ya se muy bien que he de decir.

Cuando me presente ante el trono y se me juzgue por lo bueno y lo malo,
bien se que he de pedir.

Mucho lo he meditado, mucho lo he consultado con las estrellas,
y cuanto más días caen de mi reloj mas convencido estoy.


Cuando me halle ante el altísimo,
sin timidez ni vergüenza y si se me concediese el don,
yo pediría ser "Ángel de la guarda".

Un don para proteger a los que no pueden,
para ayudar a los que no tienen,
para evitar el daño y el dolor.

Desearía extenderme tanto como necesitase, y en cada rincón en cada momento ayudar a ese pequeño que no sufra, que no se dañe y si cada vez que tocase un alma la mía brillase un poco menos, que alegría haber llegado, que incomparable bienestar haber ayudado, sin esperar ni pedir nada a cambio, sin más.

Cuentan los budistas que no hay mayor alegría para el alma que dar a los demás, entregar "Amor incondicional" sin peros sin restricciones solo...dar

Si cada alma tiene una misión y un destino, le pediría al buen Dios que me permitiese esa fuese la mía.



Para mi amiga hadita Azul:
Desde aquí os hago llegar toda la luz que poseo, todo mi amor para sanar para evolucionar, para el desapego, cuanto este en mis pobres manos no dudes que es de vos.


Vam

viernes, 6 de enero de 2012

repitoooo


Empieza el año resistiendo
Comienzos, luces de la mañana que buscan sacar de los sueños más dulces al nonato que late en nos.

De rosa y ámbar se iluminan el cielo, la luz ha llegado.
El ángel de la mañana grita al confín del mundo que la luz ha vuelto a vencer sobre tinieblas.

Dios pinta en los cielos sueños para los hombres y estos ciegos apenados por sus tristes vidas son incapaces de mirar la gloria que se manifiesta ante ellos y ocultan la belleza de la creación tras nubes de gas tóxico que lanzan al cielo.

No ver.
No mirar.
No soñar.
Ángeles negros lloran en la tierra y lloran junto a los hombres.
Solo los locos, artistas y soñadores, parias de la tierra miran al cielo y entre vapores oscuros lanzados al éter vislumbran el poder de la creación.

Todo lo negado ha de volver,
todo lo robado ha de retornarse

El creador sueña a través de sus hijos pero estos están ciegos.

Mio es el camino que trazo sobre el mar, el tiempo borra las huellas del paraíso.
Luces del alba traedme el don de la ignorancia pues ya no puedo soñar más.

Dioses de la luz y la montaña aquí acaba mi camino,
mi cuerpo esta viejo y desgastado, ansio la paz, la "no-vida".

Hoy he dicho basta y he gritado a las sombras:

¿Donde esta el galileo?
¿Donde el Nazareno y su promesa de libertad?
¿Donde aquellos que nos amemos?
¿Donde esta la mujer que enamoro mis sueños?
¿Donde el calor de la madre que nunca fue?
¿Donde la fuerza de mi padre?
¿Donde?
¿DONDE?....

Y mis palabras se pierden tras el fuego sagrado...

jueves, 5 de enero de 2012

Empieza el año resistiendo

Comienzos, luces de la mañana que buscan sacar de los sueños más dulces al nonato que late en nos.

De rosa y ámbar se iluminan el cielo, la luz ha llegado.
El ángel de la mañana grita al confín del mundo que la luz ha vuelto a vencer sobre tinieblas.

Dios pinta en los cielos sueños para los hombres y estos ciegos apenados por sus tristes vidas son incapaces de mirar la gloria que se manifiesta ante ellos y ocultan la belleza de la creación tras nubes de gas tóxico que lanzan al cielo.

No ver.
No mirar.
No soñar.
Ángeles negros lloran en la tierra y lloran junto a los hombres.
Solo los locos, artistas y soñadores, parias de la tierra miran al cielo y entre vapores oscuros lanzados al éter vislumbran el poder de la creación.

Todo lo negado ha de volver,
todo lo robado ha de retornarse

El creador sueña a través de sus hijos pero estos están ciegos.

Mio es el camino que trazo sobre el mar, el tiempo borra las huellas del paraíso.
Luces del alba traedme el don de la ignorancia pues ya no puedo soñar más.

Dioses de la luz y la montaña aquí acaba mi camino,
mi cuerpo esta viejo y desgastado, ansio la paz, la "no-vida".

Hoy he dicho basta y he gritado a las sombras:

¿Donde esta el galileo?
¿Donde el Nazareno y su promesa de libertad?
¿Donde aquellos que nos amemos?
¿Donde esta la mujer que enamoro mis sueños?
¿Donde el calor de la madre que nunca fue?
¿Donde la fuerza de mi padre?
¿Donde?
¿DONDE?....

Y mis palabras se pierden tras el fuego sagrado...