miércoles, 17 de abril de 2013

Reina Sara y los mundos obscuros.

 Cuando mi vida baja a mínimos cuando la sobredosis de  melatonina no contrarresta el exceso de café, cuando el sexo fácil ha substituido al amor, me dejo caer en el sopor de los enfermos de la mente  y llego al mundo de reina Sara.


El lugar es lo más apocalíptico que mi mente cree manejar , el espacio son interminables salas victorianas en tonos blanco y rosa, salas que se extienden sin fin y que no tienen final, todo esta amueblado con ese estilo victoriano recargado de blondas y muebles rococó  que tanto detesto, todo rosa todo blanco, paredes sin cuadros con grandes  espejos que reflejan  las habitaciones de techos altos de cornisas interiores , todo con una luz neutra en un mundo sin edad, sin tiempo, sin vida, sin sol, que refleja a los seres de  Reina Sara.


Soy un observador en estas tierras pero aun poseo el poder de ocupar el espacio de un cuerpo que duerme, muchos cuerpos y muchas almas se dan cita aquí cada día, o debería decir cada noche.


Quienes habitan aquí están enfrentados en facciones que no se de momento discernir, grupos y personas que  aparecen en lugares y otros tiempos, visten ropajes absurda mente oscuros que dejan ver partes de su anatomía, tanto como ellos desean, todo esta permitido en este lugar, todo cuanto puedas para escapar de aquí...


Cap I


tres mujeres y un hombre luchan en una salvaje orgía de gritos y arañazos, los discos que les han lanzado por una ventana, (aros con runas, que se convierten en extensiones de miles de dientes cortan y laceran la carne), todos se ocultan incluido yo, la joven de mi derecha se oculta bajo un tapiz de brocados rosa dejando me ver su feminidad en el proceso, yo me hago uno con las cortinas mientras los discos devoran a los que no se ocultaron bien, después las enormes puertas de la sala se abren y yo tiemblo ante la llegada de  los nuevos reyes.

Abre la comitiva una mujer entallada en un vestido negro excesiva mente ajustado que desde l cuello hasta los brazos que dejan sin embargo al descubierto unas bellas y largas piernas, luce una poderos melena roja y le acompañan hombres sombra musculados bajo capuchas de seda negra...son esclavos.

La muchacha que se oculta debajo del tapiz es un suave murmullo que  intenta deslizarse debajo de la gran mesa central que ocupa la habitación, pero es descubierta por la pelirroja que se enzarza en un abrazo mortal con la joven, los esclavos intervienen, pero aquí la fuerza humana es vana, y son lanzados como títeres por la habitación , al tocar las paredes blanco-rosa se convierten en despojos.

Alguien más llega a la habitación que se amplia para dar acogida a los nuevos extraños la reina roja, lanza un grito cuando es brutalmente herida en l abdomen, los nuevos apenas los conozco, mujeres con los pechos al aire, que luchan que no cruzan palabras un mundo de silencio, en que solo el antagonismo y la violencia es o parece ser lo que marca estos cruces.

Intento saber quien o que  son que mundo o que personas lo habitan y mi lógica desaparece cuando dejo ser etéreo, mi brazo arde al contacto con uno de ellos, la magia se hace evidente, un crucifijo negro con una mujer clavada en la cruz envuelta en blondas negras cae al suelo y  se transforma en un despojo,...

La acción se detiene todos miran al pañuelo negro de encaje que fue el crucifijo, de l nace una forma, la forma crece la bruja más poderosa llega, todos estallan en cuervos los que se quedan a mirar desaparecen cuando ella se materializa por fin ...(continuará)



3 comentarios:

kendopitecus dijo...

Interesante, ... espero ansioso la continuación

César Aguilar Gazquez dijo...

Seguiremos trabajando amigo mio, celebro que te guste, un abrazo

Gachi dijo...

:)