lunes, 15 de diciembre de 2014

El camino de los hombres. Los hombres no estamos hechos para morir.




Hace ya mucho que camino por estas tierras, tiempo a que  me he planteado y  vuelto a plantear, la vida y la no vida, que es el camino, que hacer que seguir a quien seguir...

El tiempo pasa, día tras día, los circuitos cerebrales van activando genéticamente, la cadencia de la muerte lenta, de la muerte silenciosa del envejecimiento que inexorable mente nos llega a a todos.


Buscamos escapara de ella a través de nuestros hijos, en ellos vemos la salvación de nuestra propia mortalidad, y lo que he visto hasta ahora es algo que quizás no te guste o...te encante.

Los hombres no estamos  hechos para morir.

Puedes aceptarlo o no, quererlo o no, pero es así, prepararse para lo inevitable es una cosa, la aceptación , la resignación, pero cuando se ama la vida por encima de todas las cosas que se hace?
¿Cuando no se desea morir que se hace?

Tu cuerpo no admite nada de lo que tu digas, el simplemente ..comienza a deshacerse, no importa cuantos potingues curas milagrosas y demás mercachifleria le coloques, el muere.


Pero hay otras salidas...


4 comentarios:

Gachi dijo...

No, no estamos hechos para morir porque no nos enseñaron que la caducidad viene con nosotros desde que nacemos, que cada día es tomar un poco más del stock de respiración que trajimos con nosotros, que la vida es un ritual de la muerte con todos nuestros ancestros a cuesta y, vamos jugando lo que ellos ya pasaron y no nos damos cuenta y, vivimos deseando morir y es que muertos ya estamos sin darnos la posibilidad a vivir...
Me encontraste en bajada. Lo siento.
Besos mi amigo, mio.

César Aguilar Gazquez dijo...

Ni siquiera la muerte es una verdad absoluta, nada de lo que tenemos ante nuestros ojos es verdad, el mundo que nos han puesto ante nosotros es solo un espejo. No hablo de retoricas ni de medias verdades.
Vivir es un reto, ver alejarse a los seres que queremos que amamos, es otra, ¿solo se desea vivir mas cuando la muerte aparece por una esquina?


Pero no es asi, no es asi...no puedo hablar, no debo hablar y menos publicamente,


besos mi amiga

kendopitecus dijo...

Tal vez todos tengamos nuestro propio Atlas de las Nubes, encadenando existencias donde cometemos los mismos errores, donde buscamos la misma exención.

César Aguilar Gazquez dijo...

Seguramente es así, de hecho las leyes del Karma hablan de ello una y otra vez, aunque no creo en el Karma, creo que lo unico que trasciende la muerte es el amor, los pecados son purgados, las deudas perdonadas, creo que no se arrastran infinitas cadenas de obligaciones y deberes, un abrazo amigo mio.