lunes, 15 de diciembre de 2014

El camino de los hombres. Los hombres no estamos hechos para morir.




Hace ya mucho que camino por estas tierras, tiempo a que  me he planteado y  vuelto a plantear, la vida y la no vida, que es el camino, que hacer que seguir a quien seguir...

El tiempo pasa, día tras día, los circuitos cerebrales van activando genéticamente, la cadencia de la muerte lenta, de la muerte silenciosa del envejecimiento que inexorable mente nos llega a a todos.


Buscamos escapara de ella a través de nuestros hijos, en ellos vemos la salvación de nuestra propia mortalidad, y lo que he visto hasta ahora es algo que quizás no te guste o...te encante.

Los hombres no estamos  hechos para morir.

Puedes aceptarlo o no, quererlo o no, pero es así, prepararse para lo inevitable es una cosa, la aceptación , la resignación, pero cuando se ama la vida por encima de todas las cosas que se hace?
¿Cuando no se desea morir que se hace?

Tu cuerpo no admite nada de lo que tu digas, el simplemente ..comienza a deshacerse, no importa cuantos potingues curas milagrosas y demás mercachifleria le coloques, el muere.


Pero hay otras salidas...