martes, 22 de diciembre de 2009

La insoportable levedad de ser

Casi el nombre de una película,
casi tanto que decir en pocas frases,
y aunque en fiestas recordamos un poco el camino,
hoy miro quien recorre el camino conmigo.


Instrucciones para leer el post

Poner en marcha el vídeo de mas abajo y comenzar a leer
si tienes prisa ven cuando dispongas de más tiempo.
Jan


Esta mañana me levante y vi que no estabas
mi corazón me apretó con fuerza en el pecho
y ya no estabas.

Me he acostumbrado a ti de tal manera
que ya no puedo pasar sin tu presencia.

He buscado por toda la casa,
he buscado por los rincones,
y a cada paso que doy mi alma espera
encontrarte en cualquier rincón.


Tu sonrisa lo inunda todo y apenas
veo contra lo que tropiezo y caigo.

Para siempre dije un día y el para siempre resulto tan corto,
apenas una vida

Corro, corro como un loco y te busco,
te busco aquí y allá,
y al registrar el mundo y no hallarte
al fin me doy por vencido, ya no niego lo que se,
me siento en el jardín y me hundo en los recuerdos....

Entierro mi cabeza entre mis brazos y el dolor se vuelve insoportable, revivo mi vida a tu lado una y otra vez, y cuantos mas recuerdos me llegan, mas dolor siento dentro de mi.

Mi corazón empieza a dormirse
nunca pensamos en lo que poseemos,
quien esta a nuestro lado,
porque hacemos las cosas,
con quien las hacemos.

Siempre pensamos que tendríamos todo el tiempo para decir aquello que sentimos y nunca dijimos, y te das cuenta que el ángel que esta a tu lado, te protege y cuida más de lo que tu jamás harías.

El camino me ha llevado tan lejos.....
los éxitos y fracasos de la vida, se vuelven insustanciales si no estas aquí.

Jan solo Jan

4 comentarios:

kendopitecus dijo...

Cierto Jan, bien cierto.....
Tus palabras encierran una gran verdad y lo triste es que la mayoría sólo la percibimos cuando es tarde

Kendolechón dijo...

Si, no somos conscientes de lo que tenemos hasta que lo perdemos.
Un saludo.

aprendiz dijo...

de quando em vez acolho junto ao peito uma criança, quiça seja ela que me acolhe a mim. Não tem rosto nem idade definida mas tem sempre as palavras certas para me confortar embora às vezes eu não as entenda. Diz-me que chorar faz bem quando se está triste. E que devemos deixá-las correr porque ajuda a deixar ir...
e ao deixar ir abrimos o coração ao que há-de vir

nesta véspera de Natal partilho contigo, partilho com todos esta criança

um feliz natal, Jan

jansolo dijo...

FELIZ NAVIDAD a todos

OS deseo un bien